lunes, 7 de noviembre de 2016

Lo más buscado entre el género adulto


Una cosa es el tipo de sexo que la gente dice buscar en Internet cuando quiere masturbarse y otra muy distinta lo que realmente buscan. Las estadísticas no engañan y están ahí y seguro que muchos se sorprenderían de lo que realmente buscamos para excitarnos en nuestros momentos íntimos.

Vamos a partir de la base de que las mujeres SI buscan porno y lo consumen a menudo, no tanto como los hombres, pero lejos de esa imagen que tenemos de que las chicas rara vez consumen pornografía, la realidad y los números dicen que se ponen además muy calientes.

Entonces, ¿qué tipo de porno consumen las mujeres?, pues en principio les gusta todo tipo de pornografía y no precisamente sensual o erótica, ese es otro de los mitos que circulan desde hace años por ahí y que difiere mucho de la realidad. Se podría decir que consumen a partes iguales el porno heterosexual y el de lesbianas, en este caso no es un mito que  un gran porcentaje de chicas llevan dentro a una lesbiana y eso de que dos chicas se besen y se masturben sus partes íntimas las pone a tono. También el sexo gay les llama mucho la atención, ya sabéis, una guerra de sables de esos que siempre están duros y húmedos...

Respecto a los hombres (hetero) lo que más buscan es el sexo anal y el sexo amateur, hoy en día se ha hecho tan habitual ver a una pareja practicando un anal que prácticamente la vagina a pasado a un segundo lugar, aunque parezca raro, el agujero que supuestamente es solo de salida es el objeto sexual de todo hombre y no imagináis lo pesados que se ponen con sus parejas cuando quieren hacerlo "por ahí".

También sorprende el gran número de supuestos heterosexuales que consumen pornografía gay o transexual, concretamente ésta última arrasa entre los machos y es que les da mucho morbo ver a una tía buenísima que cuando se quita el tanguita tiene un pene de 25 centímetros listo para darle caña al primer tío que se ponga delante.

Como veréis, la sexualidad abarca muchos géneros y nunca podemos fiarnos de lo que nos digan, todos tienen su mundo interior y es difícil entrar dentro, aunque las estadísticas están para informarnos de que en el fondo son todos un atajo de mentirosos y bastante viciosillos/as.

En cualquier caso cada uno es libre de gozar de su sexualidad como le de la real gana, precisamente una de las pocas cosas que quedan gratis en ese mundo es el sexo y en la variedad está el gusto, así que esperamos que la disfrutéis a tope y experimentéis siempre respetando a la otra parte y a vosotros mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada